«

»

Nov 15

Lupus juvenil

Lupus juvenil

¿Qué es?

El lupus es una enfermedad autoinmune. En las enfermedades autoinmunes, el sistema inmunológico se vuelve contra el propio cuerpo que está destinado a proteger, por razones que se ignoran. El lupus puede atacar a casi todos los órganos del cuerpo, incluyendo piel, articulaciones, riñones, corazón, pulmones y sistema nervioso central. A menudo, cuando la gente habla de lupus juvenil, se refiere al lupus eritematoso sistémico (LES).

El lupus es mucho más común en las personas jóvenes que lo que generalmente se cree. El mejor cálculo es que el LES afecta entre cinco a diez mil niños en los Estados Unidos. Las adolescentes desarrollan lupus con bastante más frecuencia que los adolescentes varones, pero en niños más pequeños antes de la pubertad, las niñas se ven afectadas sólo ligeramente más frecuentemente que los niños.

¿Cuál es la causa?

El origen del LES es desconocido, pero se piensa que está vinculado a factores genéticos, medioambientales y hormonales. Las investigaciones sugieren que los genes desempeñan una función importante, pero también muestran que los genes por sí solos no determinan quién manifiesta el lupus, y que pueden existir otros factores contribuyentes. Algunos de los factores que estudian los científicos en adultos y niños son: luz solar, estrés, hormonas, humo de cigarrillos, ciertos fármacos y agentes infecciosos como los virus.

Los doctores y los investigadores aún no comprenden todos los factores que provocan la inflamación y daño tisular en el lupus.

¿Cuáles son los síntomas?

El LES se caracteriza comúnmente por periodos de enfermedad y remisión. Los síntomas son múltiples. Cada sistema del cuerpo podría estar involucrado de diversas maneras, pues el lupus puede afectar articulaciones, piel, cerebro, pulmones, riñones y vasos sanguíneos. Los niños y los adolescentes con LES podrían exhibir fatiga, dolor o hinchazón articulares, salpullidos, fiebres, alopecia, ulceraciones orales o cambios de color en la piel debido al frío (llamado fenómeno de Raynaud). La fatiga es uno de los síntomas más prominentes y que más afectan la vida del individuo. El dolor articular, otro síntoma destacado, es lo que por lo regular motiva la primera visita al médico.

¿Cómo se diagnostica?

Dado que el lupus afecta a diversos órganos y sistemas del cuerpo, y como varios síntomas se manifiestan en momentos distintos, el diagnóstico del lupus puede prolongarse. Antes de diagnosticar lupus es importante descartar otras enfermedades, como por ejemplo la artritis idiopática juvenil (AIJ), cuyos síntomas se asemejan. El diagnóstico consiste de un reconocimiento físico y un historial médico y familiar completo, además de rayos X y análisis clínicos. Los análisis además de ayudar a hacer el diagnóstico pueden determinar si alguno de los órganos está comprometido. Además, los exámenes periódicos de sangre y orina posteriores ayudarán a darle seguimiento a la actividad de la enfermedad, así como a la acción de los medicamentos.

El lupus es un trastorno que puede agudizarse y luego calmarse en cualquier momento. A menudo, las pruebas de seguimiento pueden predecir estos periodos de agudización o exacerbación de la enfermedad. Es decir, los exámenes de laboratorio muestran anormalidades antes de que se manifiesten los síntomas, y el tratamiento que se inicia o se amplifica en esta fase podría prevenir problemas adicionales.

Opciones de tratamiento

El tratamiento para el lupus es generalmente exitoso. El objetivo es prevenir complicaciones, así como manejar los síntomas de la enfermedad. Un buen plan de tratamiento incluirá fármacos, dieta y ejercicio. Los medicamentos prescritos incluyen AINE (antiinflamatorios no esteroides), fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME), modificadores de la respuesta biológicos y corticosteroides.

Autocuidado

El autocuidado contempla entender y seguir el tratamiento prescrito por el personal médico. También implica el hacer cambios de estilo de vida y manejar los efectos físicos y emocionales de la enfermedad. Las técnicas de autocuidado abarcan las opciones que se toman a diario a fin de vivir bien y conservar la salud.

Tomado de: http://espanol.arthritis.org/espanol/disease-center/lupusjuvenil/

Alternativas de tratamiento de el Lupus juvenil

stemenhance-1       plasmaflo-3       cyactiv-2

Stemenhance Ultra.

La poderosa sinergia de StemEnhance ® Ultra ayuda a la capacidad inherente del cuerpo para el largo plazo auto-renovación mediante el apoyo a la liberación natural del cuerpo de las células madre de la médula ósea.

Plasmaflo

Plasmaflo ™ es una mezcla patentada de enzimas proteolíticas y fibrinolíticos, extractos vegetales concentrados y potentes antioxidantes. Formulado para apoyar la integridad de los capilares y mejorar las propiedades de fluidez de la sangre, Plasmaflo ™ ayuda a proporcionar nutrientes vitales, el oxígeno y las células madre en todo el cuerpo para una salud óptima.

Cyactiv

Cyactiv: Es un potente anti-inflamatorio que sirve para disminuir sistemáticamente la inflamación en el cuerpo, causada por una gran variedad de condiciones de la salud. La inflamación prolongada puede reducir la capacidad de las células madre y otros nutrientes para llegar a los tejidos que lo necesitan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>